IoT y omnicanalidad: redefine la experiencia del cliente

La conectividad y demanda de experiencias han conllevado la convergencia de tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT) y la omnicanalidad. Estas dos tendencias, están cambiando la forma en que las empresas interactúan con sus clientes y cómo los clientes interactúan con las empresas. Entendamos primero estos conceptos y cómo funciona cada uno.

¿Qué es el internet de las cosas?

El Internet de las cosas (IoT) hace referencia a la red de dispositivos físicos que están equipados con sensores, software y conectividad para recopilar y compartir datos. Estos dispositivos van desde teléfonos inteligentes hasta sensores ambientales y maquinaria industrial. Con esta recopilación e intercambio de datos en tiempo real, se brinda a las empresas una visión más profunda de las operaciones y activos físicos de los usuarios.

¿Qué es la omnicanalidad? 

Esta modalidad nace con el objetivo de proporcionar una experiencia de cliente coherente y fluida a través de múltiples canales de comunicación, sea que estén, en línea, fuera de línea o en persona. A través de este enfoque, los clientes pueden iniciar una interacción en un canal y completarla en otro sin problemas, lo que brinda además a la empresa una visión unificada de cada interacción. 

Con esta integración de sistemas y datos, se busca brindar una experiencia continua y personalizada al usuario.

La convergencia del IoT y la omnicanalidad, abre nuevas posibilidades para la interacción cliente – empresa. Al integrar datos generados por dispositivos IoT a una estrategia omnicanal, las empresas pueden ofrecer experiencias más relevantes y eficientes.

¿Qué beneficios trae la convergencia IoT y omnicanalidad?

  • Eficiencia operativa: la IoT mejora la eficiencia operativa al brindar datos en tiempo real sobre el rendimiento de los activos físicos, mientras que la omnicanalidad optimiza los procesos comerciales al unificar la gestión de canales y datos.
  • Innovación continua: La convergencia de IoT y omnicanalidad impulsa la innovación continua al abrir nuevas oportunidades para la creación de productos y servicios basados en datos y la mejora de la experiencia del cliente.
  • Gestión de inventarios más eficiente: los sensores IoT monitorizan el stock en tiempo real, previniendo excesos o faltas. Esto asegura disponibilidad de productos en entornos omnicanal, mejorando la experiencia de compra.
  • Optimización de la logística y la cadena de suministro: IoT permite rastrear productos y optimizar rutas de entrega, reduciendo tiempos de espera y mejorando la precisión, crucial para la satisfacción del cliente en entornos omnicanal.

Todo esto, representa un cambio fundamental en la forma en que las empresas interactúan con sus clientes y gestionan sus operaciones. Todo lo anterior, les permite ofrecer experiencias del cliente sin fronteras que sean personalizadas, coherentes y contextualmente relevantes. 

¿Usarias este tipo de herramientas para mejorar la experiencia de tus clientes?

No olvides que cuentas con nosotros como esa mano amiga que necesitas para lograrlo; escríbenos a contacto@celcom.cl. Te aseguramos una respuesta clara y directa adaptada a tus necesidades empresariales.